Seleccionar página

Recopilatorio del año 2018 

Hoy me he levantado feliz, como cada día y pensativa, recopilando en mi cabeza todo lo que me ha dado 2018. Podría decir que ha sido el mejor año de mi vida. 

La comparativa con el anterior ha hecho mucho para que así sea. El 2017 la verdad es que fue un año muy duro pero que me hizo aprender mucho, entre otras cosas, me ha permitido disfrutar de 2018 con una intensidad que no había tenido hasta ahora en mi vida. 

Me gusta escribir porque me hace pensar y recopilar algunos de los mejores momentos de 2018 al que le he llamado EL AÑO DE LA MUDANZA Y EL AGRADECIMIENTO, no sólo en el sentido literal. 

En enero nos cambiamos de oficina en mi trabajo, en SDI. Fue una mejora muy buena para todos los compañeros. Es más calidad de vida.  Estoy feliz y agradecida por el equipo de gente con el que convivo día a día. Aquí nos tenéis.

En invierno también hicimos una escapada a Candanchú con unos buenos amigos (a ver si nos reencontramos pronto). 

En septiembre volvió a tocar mudanza, esta vez de piso, al ladito del cole y eso también es calidad de vida. Además tenemos espacio para no parar de celebrar la vida. En pocos meses llevamos muchas cenas, comidas y hasta desayunos con amigos. También pudimos celebrar la Navidad con la familia.  

Uno de los próximos proyectos es montar el huertito en casa. Vamos a ver que tal se nos da con ayuda de mi suegro. 

Que más que más: este año hicimos doblete en Tarancón: yeyes + caño-on con nuestra querida familia Taranconera, nos fuimos de excursión a Enciso con unos vecinos geniales, en junio tuvimos la Gran Boda Griega y lo pasamos de maravilla todos los amigos, tan bien que hicimos un “planazos” de camping en Cantabria (otra cuadrilla tan maja y animada),  disfrutamos en Laguna de Cameros del Cameros Blues, veraneamos en Oliva, tuvimos un bodorrio muy bonito en Córdoba con Belén y Jorge de una pareja de amigos enamorados hasta la médula (Pedro y Mavi), Millán empezó el cole, son el botón azul “los monitos” (que mayor se nos hace), nos entrevistaron para el balcón de Mateo y surgió una energía ese día de un grupo de amigas inseparables (las Dorys), volvieron Rafi, Irene y Marco de su periplo americano (yujuuu), nos hicimos muy amigos de nuevos vecinos de barrio (Santi, Irene, sois la bomba), me fui de despedida de Gabi y no paramos de bailar (hace mucho que no salía), celebramos acción de gracias con los amigos del máster, gracias Miguel y María por ser tan buenos anfitriones, nació Cloe justo después de una cena con sus papás en casa, tuvimos una cena de empresa divertidisima (casi se me hace de día),  hicimos la cena del MALETERO en el “txoco”de Javi (gracias por ser tan buen anfitrión y Gonso por tus comidas), son mis amig@s de Logroño y les quiero, improvisamos un domingo para ver a Billy Boom Band en Zaragoza con Reverendo y Susana (Jorge siempre acabas en mis recopilatorios), me reencontré con Guillermo, desayunamos todas las amigas de la carrera (ánimo Espe que ya te queda menos guapetona), celebramos en familia la Navidad entre CalahorraLogroño y Arnedo, acabamos el año con una comida super especial con el IECUR, mis amig@s de la infancia de Calahorra (fue increíble porque estábamos todos y con hijos). Me encanta porque somos muy diferentes pero nos queremos. El día queda marcado en el calendario ya para todos los años. También el día 31 nació Iris, la última incorporación a la cuadrilla. Que ganas de conocerle. 

Uyyy que casi se me olvida que también fue mi boda jajjajaa. Fue tan rápido y tan sencillo que casi se me pasa ponerlo (13 de septiembre). Fue una ceremonia civil para los más cercanos y después nos fuimos a comer (era jueves, todo muy fácil). Salió muy bien. 

Y me dejo muchísimas más cosas con mucha gente querida que me hace disfrutar de cada minuto del día. 

2019 pinta muy bien y viene cargado de planes! mucho trabajo, mucho disfrute, 5 bodas de grandes amigos en febrero, marzo, junio, agosto y septiembre, al menos otro nacimiento de la cuadrilla (ojalá más), 3 o 4 casas rurales: con “planazos”, la familia de Arnedo, la familia de Tarancón y el Maletero, alguna charla prevista en institutos sobre la prevención en cáncer…. 

Y para ir terminando… ¿Qué le pido al 2019? Me conformo con que sea igual que 2018 (que para mí ha sido increible)  pero este año no le pido para mí porque aun con mis miedillos me encuentro de maravilla y no necesito más (me conformo como estoy). Este año le pido a 2019  para que la gente de mi alrededor cumpla sus sueños de tener hijos, cumpla sus sueños de viajar, de enamorarse, de que no avancen enfermedades y se cronifiquen, pido más amor, más respeto y menos discusiones, más desayunos, comidas y cenas con amigos, conciertos, teatros, planes improvisados y  muchos muchos abrazos que reconfortan. Pero sobre todo le pido que seamos AGRADECIDOS con la vida y con las personas que forman parte de ella y toneladas de SALUD para todos.  

Mil gracias a cada uno por estar ahí. 

PD: este post está vivo porque iré recopilando más cosas que se me han pasado y es que la memoria de pez sigue ahí ¿verdad Dorys?. 

Aquí algunos de los mejores momentos de 2018 en imágenes. 

Yeyés Tarancón, una fiesta que no te puedes perder!
De gran boda griega
Con nuestros vecinos y familia en Enciso
Después de 18 años juntos, por fin hubo boda!
Con “planazos” en plena naturaleza
Mis amigas Dorys en la entrevista de “tócate las tetas”
Amigos taranconeros que son familia de excursión por Ezcaray
El maletero casi al completo
Navidad con la familia calagurritana
Que bien da de comer Reverendo
Muy buen rato con amigos especiales
Estrenamos salón con la familia de Logroño
IECUR al completo, insólito.
Selecto desayuno.
Nochevieja con la familia de Arnedo.

Si quieres seguir el blog, te invito a entrar en la página de Facebook donde te avisaré de cada post nuevo sobre mi experiencia con el cáncer de mama, buenos hábitos, alimentación saludable, viajes, mi vida…
www.facebook.com/positivitycancer 

La entrada Hellouuu 2019!!! se publicó primero en #positivityCancer.