Seleccionar página
Los talleres de manualidades para personas mayores suelen ser ampliamente aceptados por los usuarios del centro. El reto suele ser poder plantear proyectos adaptados a las capacidades de cada uno, sin que sean infantiles.
Estos jarrones son una buena opción: fáciles, baratos y muy resultones.

  1. Seleccionamos unos botes de cristal pequeños que tengamos por casa: botes de especias, ambientadores, botellas pequeñas, etc. (esta en concreto es una botella de salsa de soja).
  2. Los limpiamos y les quitamos las etiquetas que puedan tener. Si no podemos quitarlas completamente, tampoco pasa nada porque vamos a pintarlos completamente y van a quedar muy disimuladas. 
  3. Pintamos toda la botella de color blanco. El vidrio no suele coger la pintura a la primera, así que sera necesario darle varias capas hasta que quede uniforme. No se necesita pintura especial para ellos. Con unas témperas normales obtenemos muy buenos resultados.
  4. Elegimos nuestros colores, y le vamos dando pequeños golpecitos con el pincel. De esta manera, nos darán como resultado pequeños lunares.
  5. ¿Y si no nos gusta el resultado final?  Puede suceder que nos hayamos pasado con las pinceladas de colores y que quede un poco oscuro. La solución es muy sencilla: le vamos unas pinceladas de blanco con la misma técnica que estábamos utilizando. Una de las cosas más importantes de las manualidades con personas mayores es que todo tenga solución, para que si no sale todo bien a la primera no les genere frustración.