Seleccionar página
La fundación Cuidados Dignos esta llevando a cabo con éxito un proyecto de eliminación de las sujeciones físicas en los centros de atención a las personas mayores.

Según sus estudios, en la actualidad se abusan de las restricciones físicas sin que en realidad se consiga un beneficio con ellas.
  • Las personas a las que se les imponen sujeciones presentan el mismo riesgo, o mayor de caídas que aquellas que no las utilizan. 
  • Los centros donde se utilizan sujeciones experimentan una mayor incidencia de lesiones graves como consecuencia de caídas. 
  • El uso de sujeciones aumenta la fragilidad del paciente, aumentando el riesgo de caídas. Los pacientes a los que se les permite deambular mejoran la potencia muscular, mejoran el equilibrio y “saben caerse” y presentan una deambulación más segura. 

Para conseguir disminuir el uso de sujecciones o restricciones hasta dejarlas en casos muy concretos, hace falta un cambio de mentalidad en los centros asistenciales.

Este cambio debe ser principalmente a nivel organizativo. No es necesario un aumento del personal para llevarlo a cabo, sino un cambio de valores y de forma de trabajo; así como la implicación de todo el personal del centro y los familiares.

En muchas ocasiones el propio diseño de los centros no es el adecuado y nos dificulta mucho esta tarea. Hay centros en los que los pasillos son estrechos, los salones no tienen en cuenta la ocupación real de los usuarios (las sillas de ruedas ocupan mucho más espacio que las sillas normales)
Este programa también explica como un  mobiliario ergonómico adecuado elimina la necesidad de sujeciones en las sillas para mejorar y mantener la postura.
No hay que olvidar la necesidad de un buen liderazgo par gestionar este cambio de mentalidad y una formación adecuada de los profesionales del sector.
Aquí os dejo la presentación completa del proyecto, que a mi me ha parecido muy interesante.