Seleccionar página

En verano aumentan los casos de cistitis, un tipo de infección que se produce porque con la humedad posterior al baño en la piscina o en la playa se favorece el crecimiento de la bacteria E. Coli, que provoca esta infección del tracto urinario.

Para evitar esta patología, uno puede seguir algunas pautas que pueden ser de gran ayuda. Las detallamos a continuación:

  • Ingerir un mínimo de 1,5 litros de líquido al día: el líquido ayuda a eliminar de forma más rápida las bacterias del aparato urinario.
  • Orinar con frecuencia, pues el crecimiento bacteriano es mayor cuanto más tiempo permanece la orina en la vejiga. Ir al servicio cada 2 o 3 horas, aunque no se tengan ganas.
  • Combatir el estreñimiento para que los gérmenes no puedan colonizar los tejidos cercanos al tracto urinario.
  • Usar jabones neutros en la limpieza de la zona íntima.
  • Ir al servicio antes y después de mantener relaciones sexuales, pues la actividad sexual incrementa hasta 40 veces el riesgo de infección, y posibilita que ciertos microrganismos queden alojados en la uretra.
  • Escoger la ducha frente al baño porque el agua corriente evita la acumulación de bacterias que sí puede darse en una bañera.
  • No permanecer con el bañador húmedo.
  • Utilizar ropa interior de algodón y evitar prendas ajustadas, ya que favorecen la transpiración y, por tanto, la proliferación de microbios.
  • Consumir arándano rojo porque este fruto tiene propiedades que impiden la repetición de las infecciones urinarias. En nuestro caso, recomendamos URINEO, que combina la sinergia del efecto antibacteriano del extracto de baya de Arándano Rojo Americano con el efecto diurético y antioxidante del extracto de Flor de Hibisco.

 

La entrada Pautas para evitar las cistitis en verano aparece primero en NEOVITALHEALTH – Tratamientos Naturales.