Seleccionar página

El_naturalista

El hecho principal por el que las mujeres necesitamos más hierro que los hombres es que cada mes perdemos un promedio de 15 a 20 miligramos de hierro a causa de la menstruación. Y esto se puede dar a partir de los 12 años.

Y es que las mujeres que se encuentran en esta etapa de edad fértil no son conscientes de la falta de hierro y esto ha provocado que una de cada dos mujeres puedan sufrir anemia sin ser conscientes de ello.

Muchas veces, los síntomas que padecemos y que intentamos solucionar por separado vienen provocados por un factor común y no nos damos cuenta de ello. Molestias cotidianas como la falta de energía, la caída del cabello seco y sin brillo, la piel pálida, la hipersensibilidad o las uñas quebradizas son síntomas provocados directamente por la falta de hierro y la mayoría de nosotras no lo sabemos.

Otros de los momentos en los que la mujer está más expuesta a la falta de hierro es cuando está embarazada, durante el parto e incluso en los periodos de lactancia, ya que se pierden entre 600 y 1000 mg de hierro.

Puede que en estos términos no se llegue a entender la importancia de esta pérdida, pero si os decimos que equivale a la reserva TOTAL de hierro que hay presente en el organismo de una mujer, ¿Os hacéis la idea?

Ya os hablamos de la importancia del hierro en las personas de otro de nuestros productos “Un aporte extra de hierro” y de cuál era la función que éste ejercía sobre nosotros.

Por eso, queremos recordaros que cuando se habla de la importancia del hierro no es ninguna broma, ya que es vital para el bienestar de nuestro organismo. Para nosotros. Y recomendaros que la mejor opción en estos casos es acudir a nuestro médico para ver la situación en la que nos encontramos.

¡Salud!