Seleccionar página

Menopausia. Una palabra que nos asusta a todas las mujeres. Una etapa más que todavía no hemos asimilado pero que toda mujer alcanza. Es como la etapa en la que la mujer adquiere su capacidad reproductora y su madurez sexual, pero esta vez se trata de la pérdida de esa capacidad que habíamos adquirido.

Se define como el cese natural y definitivo de la menstruación, ya que los ovarios dejan de realizar sus funciones principales de producción de estrógenos y secreción hormonal.

Adiós a la regla. Pero no hay que olvidar que seguimos siendo las mismas, que hacemos los mismas cosas y nuestra vida sigue igual que hasta ahora. Simplemente tenemos que saber convivir con ello. Como cuando utilizamos por primera vez una compresa.

Es cuando pasamos la línea de los 40 cuando aparecen los primeros sofocos y desarreglos menstruales. Este es el inicio de la primera etapa de la menopausia que se alarga durante doce meses desde el momento de nuestra última menstruación.

¿ Y por qué decimos primera etapa?

Muchas de nosotras todavía no nos hemos informado bien de lo que implica la menopausia, pero en este periodo, conocido como climaterio, se puede diferenciar dos etapas: la premenopausia, que es la que acabamos de explicar, y la postmenopausia, que empieza con el primer año del final de la menopausia.

Tenemos que tener en cuenta que no todas las mujeres asimilamos de la misma manera los cambios de la menopuausia. A algunas mujeres les llega de forma brusca y no vuelven a ovular nunca más. Otras, en cambio, viven periodos irregulares de su menstruación y periodos de amenorrea, pero luego vuelven a menstruar.

Hay que verlo con otros ojos más allá de un estado físico que nos altera y nos hace sentir vulnerables, por ello siempre debemos acudir a nuestro médico, para que nos recomiende la mejor forma de afrontar dichos cambios.

Son muchos los síntomas que las mujeres experimentamos durante esta nueva etapa y es bueno que los conozcamos y estemos preparadas para ello, por eso os recomendamos que entréis en Salud Uncomo, donde podrás conocer mucho más sobre la menopausia y todo lo que conlleva.

En El Naturalista puedes encontrar Herbodona, un producto a base de plantas tradicionales que te ayudarán a reducir y mejorar las manifestaciones asociadas a la menopausia de una forma natural y sana.

herbodona

Propiedades de sus componentes:

Rusco: una planta con actividad antiinflamatoria y venotónica.

Ciprés: sus principios activos poseen una acción vasoconstructora que contribuyen a detener las frecuentes metrorragias que se dan por la congestión del útero, a consecuencia del desequilibrio hormonal.

Viburno: Su corteza se utiliza por su efecto antiespasmódico y sedante que ejerce sobre el aparato genital femenino.

Bolsa de Pastor: sus aminas biógenas actúan sobre el sistema nervioso vegetativo provocando la contracción del útero, por lo que se utiliza para detener las sangrados uterino que a veces se producen en la menopausia.

Naranjo: Su corteza se utiliza para mejorar las características organolépticas del preparado.

Recuerda que puedes encontrar este producto en farmacias y parafarmacias de tu ciudad o en la tienda online de El Naturalista.